Page 1
Estándar

TEDTalks. Conferencias TED en TEDxGracia.

El próximo día 12 de noviembre estaré dando una charla en el evento TEDxGracia, que se celebra en el teatro Lluïsos, situado en el barrio de Gràcia de Barcelona. Quiero agradecer a la organización (Roger LLaveria, Robert Ferrer, Miguel Cañedo) y a todo el equipo, su invitación para formar parte del equipo de ponentes de este año. Es todo un honor.

14725544_1796496187255673_990208846625533972_n

Se trata de las populares conferencias TED, un acrónimo que responde a Tecnología, Entretenimiento y Diseño. Son muy populares en EE.UU. (www.ted.com) y aquí, poco a poco, se están dando a conocer desde eventos organizados en ciudades, escuelas y barrios.

Las charlas TED han sido inventadas para poder difundir ideas “que valen la pena”. Ideas de personas que han descubierto algo interesante que quieren y pueden compartir. Por ese motivo, me resulta muy gratificante saber que lo que he ido explorando y descubriendo a lo largo de mi recorrido, a través de mi experiencia vital, puede llegar a millones de espectadores y serles útil. Para mí, es un auténtico honor realizar una charla TED.

Conocí las charlas TED por casualidad, creo que buscando material de algún actor y puse mucha atención cuando apareció la charla de Ken Robinson “Las escuelas matan la creatividad”. También quiero resaltar “Overcoming Hopelessness” (“Superando la desesperanza”), de Nick Vujicic.

Las dos conferencias son muy diferentes en apariencia. Ken Robinson es un educador, escritor y conferenciante británico, muy bien documentado sobre el paradigma de la nueva educación, donde lo que más se valora es la creatividad, tan importante como la alfabetización. Robinson cuestiona el concepto de inteligencia y nos invita a ver la riqueza de nuestras capacidades creativas, únicas e intransferibles. Insiste en que nuestra obligación es educar seres completos (conectados física, emocional e intelectualmente) para poder afrontar el futuro.

Por su parte, Nick Vujicic, conferenciante conocido a escala mundial por compartir su experiencia de vida, a raiz de haber nacido sin piernas ni brazos, plantea que todos podemos lograr lo que nos proponemos. No hay muros. Es el ejemplo viviente de cómo podemos transformar los obstáculos en oportunidades. Nos replantea el concepto de Fe. Vujicic tiene muy claro que cada ser humano tiene un valor único por el hecho de haber venido al mundo, igual que él mismo. Sólo hay que atreverte a saber quién eres y decir la verdad.

Ambos conferenciantes transmiten la idea de que todos los seres humanos somos únicos y tenemos algo que aportar a este mundo. Tod@s somos válid@s para algo, tod@s tenemos un talento, un don. Esta es la idea que más me emociona. Ambas charlas son un ejemplo de determinación, perseverancia, fe y superación.

Actualmente me parece prioritario difundir que TU también puedes lograr todo lo que te propongas, con sentido crítico, coraje y confianza en tus posibilidades.

Por ello, en mi ponencia, “Quítate la máscara y empieza a vivir”, basada en los paralelismos entre mi experiencia vital y recorrido profesional, os hablaré de cómo utlizar las herramientas de la formación del actor cómo vehículo para el despertar de la consciencia, absolutamente necesario para abrir el corazón y empezar a vivir desde la autenticidad, la plenitud y un diferente sentido de riqueza. Una vida para la cual estás destinado.

Por supuesto, no puedo despedirme sin advertir que mis compañeros para el evento de este año, BEATS OF LIFE, son una autèntica gozada. Recomiendo encarecidamente que los escuchéis y toméis notas!!

Ponentes TEDxGracia 2016

Os espero el 12 de noviembre en TEDxGracia. Entradas a la venta en https://www.eventbrite.es/e/entradas-tedxgracia-beats-of-life-27795196180

YA QUEDAN POCAS!

 

 

Estándar

Arte para la mejora social: El Teatro como herramienta de transformación

Colaboración con el proyecto Caixa Escena de la Obra Social La Caixa

 

“Aunque un elevado Coeficiente Intelectual no constituya la menor garantía de prosperidad, prestigio ni felicidad, nuestras escuelas y nuestra cultura, en general, siguen insistiendo en el desarrollo de las actividades académicas en detrimento de la Inteligencia emocional” (Daniel Goleman)

 

El Teatro es el medio de comunicación por excelencia a través del cual podemos despertar la consciencia. Es un espacio de expresión que nos da la libertad para explorar y manifestarnos desde toda nuestra complejidad. Es un universo artístico donde se nos permite vernos reflejados y confrontarnos con nosotros mismos y los demás para llegar a comprender profundamente la condición humana; un marco creativo que nos da herramientas para elevarnos como seres humanos y mejorar nuestra calidad de vida. El teatro es una fuente de conocimiento a través de la experiencia directa desde la que podemos enriquecernos y ampliar nuestros recursos personales.

Desde hace tiempo, en algunos paises, principalmente anglosajones, se está llevando a cabo una política de promoción y desarrollo de las Artes Escénicas Aplicadas con óptimos resultados. Más recientemente, en Cataluña se han empezado a generar iniciativas en ámbitos muy diversos relacionados con:

  • SALUD (hospitales, geriátricos, psiquiátricos…)
  • COMUNIDAD (colectivos marginados o en riesgo de exclusión, integración de immigrantes, colectivos de mujeres maltratadas, drogadictos, prisiones…)
  • EDUCACIÓN (herramientas para mejorar el aprendizaje y fomentar el autoconocimiento en los distintos niveles educativos)

Para citar algunos ejemplos de estas iniciativas, podemos citar colectivos como la empresa Pallapupas y su intervención con niños hospitalizados, los montajes teatrales con adolescentes de Institutos de distintos barrios de Barcelona dirigidos por Didier Ruiz, los proyectos coreográficos con personas de diversidad funcional con la compañía Liant la Troca de Jordi Cortés, los programas de Teatro Social promovidos desde la escuela Forn de teatre Pa’Tothom… y un largo etcétera…)

No estamos hablando sólo de un programa de Teatro para las escuelas, de difundir el teatro en la educación, sino de un cambio de paradigma social, global, transformador en cuanto a valores y competencias: ARTE PARA LA MEJORA SOCIAL.

El Institut del Teatre  ha desarrollado en los últimos años diferentes iniciativas para promover esta nueva visión de las artes escénicas. Cabe destacar: la puesta en marcha de un Observatorio de las Artes Escénicas Aplicadas (OAEA), el Fórum bianual sobre Artes Escénicas Aplicadas o la realización de cursos sobre teatro y educación, movimiento y educación, Teatro del Oprimido o Artes Escénicas y Psicodrama, entre otros. El Institut del Teatre se ha propuesto, por otro lado, empezar a reconocer la existencia de nuevas e importantes salidas profesionales para los graduados en teatro y danza más relacionadas con lo social, lo educativo, lo comunitario y la salud.

Del mismo modo, desde la Obra Social La Caixa se está impulsando el proyecto Art per a la millora social, una convocatoria de ayudas para proyectos de entidades culturales y artísticas que favorezcan el uso del arte y la cultura como instrumentos catalizadores que puedan incidir en el desarrollo personal y la inclusión social. Desde una entidad como La Caixa, emociona comprobar como personas como Ariadna Puig, responsable de la comunicación de programas socioculturales y educativos de la Obra Social La Caixa, promueven las artes plásticas, la música, el teatro, la danza o la literatura considerándolas herramientas necesarias para la transformación social.

Es por ello que me enorgullece enormemente colaborar en la presentación oficial de otro maravilloso proyecto enfocado a la mejora social, en este caso desde las escuelas: El proyecto Caixa Escena, un programa que promueve el teatro en los centros de secundaria y utiliza las nuevas tecnologías para dar soporte a todos los profesores que quieran llevarlo a sus aulas, sea cual sea la materia que imparten.

 

CAIXAESCENA 2016 CAIXAFORUM BCN

 

Porque el teatro estimula todas las capacidades lúdicas, imaginativas y creativas que permiten desarrollar recursos y habilidades personales que hacen aflorar la mejor versión de uno mismo. Porque acerca a una mayor conciencia de todas las capacidades físicas, mentales y emocionales. Porque proporciona las herramientas necesarias para investigar y crear desde perspectivas y mapas mentales diferentes a los nuestros, o al menos, menos familiares y por tanto, contribuye a detectar patrones y creencias que limitan el aprendizaje y la evolución personal.

Caixa Escena 2

 

Cada vez más educadores son conscientes de la necesidad de un cambio de paradigma en las escuelas. Actualmente, acumular conocimientos analíticos y lógico-matemáticos ya no está dando respuesta a las demandas profesionales. Cada vez tienen más importancia, en cambio, las competencias sociales y emocionales. El “saber ser” deviene tan necesario para el éxito profesional que termina pasando por delante “del saber hacer” o el “conocer”; especialmente cuando su déficit puede llevar a una vida mecanizada, perfeccionista, conformista o resignada y empujar, finalmente, a una crisis personal y profesional.

Desgraciadamente, sólo cuando el malestar es superior al miedo al cambio, nos atrevemos a salir de la zona de confort.

Vale enormemente la pena colaborar para que los jóvenes del ahora lleguen a desarrollar competencias que les ayudarán a lograr el éxito profesional del futuro. Es decir, las competencias relacionadas con la comunicación social, la inteligencia emocional, la creatividad y el trabajo en equipo. Lo cierto es que  aún no están suficientemente presentes en los programas docentes actuales. Es importante que se formen, por ejemplo, en el reconocimiento de los propios errores y limitaciones, o en la tolerancia a la frustración. Es necesario que aprendan a valorar los procesos por encima de los resultados, a descubrir sus propias fuentes de motivación, a saber gestionar sus emociones, a adquirir herramientas que les permitan mejorar sus relaciones interpersonales y, en definitiva, que les aporten más felicidad y confianza en sí mismos. Podríamos resumir estas nuevas necesidades formativas, pues, en las siguientes competencias:

  • HABILIDADES SOCIALES Y COMUNICATIVAS: Capacidades intrapersonales, interpersonales y ético-sociales.
  • EDUCACIÓN EMOCIONAL: Empatía, autoconocimiento y gestión emocional.
  • TRABAJO EN EQUIPO: Cooperación, flexibilidad, generosidad y escucha activa.
  • CREATIVIDAD E INNOVACIÓN: Fomentar la riqueza de las capacidades creativas a través de la imaginación, la intuición, la fantasía, la diversidad, el dinamismo y una visión holística, (funciones propias de la parte del hemisferio derecho del cerebro, demasiado tiempo supeditadas a las habilidades analíticas, lógicas y académicas propias del hemisferio izquierdo, tan valoradas durante el desarrollo de la escuela pública a partir de la Revolución Industrial de principios del siglo XIX).

Os dejo con el conocido vídeo de Sir Ken Robinson, educador, escritor y conferenciante británico, Doctor por la Universidad de Londres, que no ha dejado de investigar sobre la aplicación del Teatro en la educación. Defiende encarecidamente la necesidad de incorporar clases de arte en el currículum oficial escolar y afirma que nuestra obligación es educar a un ser completo para poder enfrentar el futuro. “Nuestra tarea es que nuestros hijos saquen el mayor provecho del futuro” y para ello “debemos ver la riqueza de nuestras capacidades creativas utilizando el don de la imaginación sabiamente”.

 

 

 

Estándar

Gestionar las emociones a través del Teatro

¿Cómo vivo las emociones negativas?

 

Hace pocos años quedé impresionada con la conferencia impartida por Pere Darder, escritor, filósofo y doctor en Ciencias de la Educación, el cual afirma que “las emociones provocan los impulsos que nos llevan a actuar. Son un mecanismo de regulación de cara al entorno y a la realidad”.

Y lo suscribo totalmente. La inteligencia emocional trata de eso: de la capacidad del ser humano para influenciar sobre cómo quiere vivir su propia vida y así mejorarla. Cuando las emociones son funcionales, es decir, las que se consideran “positivas”, pueden influenciar muy positivamente sobre el rumbo que debe tomar nuestra vida y en las relaciones con los demás. Son imprescindibles para la adaptación del individuo al medio y a las circunstancias y de este modo lograr una vida “funcional”.

“En cualquier caso – continuaba Pere Darder-, no debemos creer que las emociones consideradas “negativas” (frustración miedo, envidia, disgusto, amargura, rencor, angustia, tristeza…. etc…) deberían desaparecer: ejercen una función positiva en momentos determinados y ayudan a fortalecer las “positivas”. Las emociones “negativas” deben ser reconocidas, aceptadas y darles un lugar para poder gestionarlas y transformarlas. En ningún caso deben negarse o silenciarse”.

En la misma conferencia, Eva Bach, conferenciante, formadora y escritora, afirmó que “hemos excluido las emociones de la vida y del currículum oficial, pero siguen estando presentes, y si no les hacemos caso gritan con más fuerza para ser expresadas. Hace falta reconocer TODAS nuestras emociones, también las “negativas”. Existen. Están. Admitir cómo nos sentimos es el primer paso para transformar aquello que es necesario mutar. Las “negativas”, pues, no se pueden ignorar, pero no pueden tratarse con pensamientos lógicos. Debe hacerse de otras maneras y la gente no está habituada a esos canales. Por ello, cuando no se encuentran caminos creativos como el Arte, pueden manifestarse de forma peligrosa, como las adicciones”.

tito-andronico-shakespeare

Y allí es a donde voy con este artículo. El Teatro nos aporta el permiso que necesitamos para expresarnos libremente, sin filtro. Vivir otras vidas, desde otros seres humanos, me ha permitido vivir emociones y sentimientos que no hubiera sido capaz de sostener en mi propia vida. Nos da la capacidad de mirarnos a la cara a través de las historias que contamos y hacer algo con lo que vemos: Creación, Arte, Vida.

Es por ello que cuando un/a alumn@ empieza a estudiar cursos de teatro, se va dando cuenta que se siente más “vivo”. Simplemente está integrando partes de sí mism@ que había relegado a las mazmorras del insconsciente. No podía dejarlas salir por vergüenza, miedo o culpa. Una vez recupera esas “zonas” tanto tiempo relegadas a la sombra, recupera su energía vital, sus recursos, sus fortalezas, su instinto de supervivencia, su poder.

Tenemos la responsabilidad de despertar y “recuperar” ese animal herido para darle el espacio que necesita y nutrirlo con el amor y la compasión que merece. Porque es parte de nuestra humanidad, de la expresión más profunda y vulnerable de nuestro Ser.

Ciertamente hay personas a las que la vida les pone delante la oportunidad de mirarse en ese espejo y han decidido quedarse donde estaban. Es muy comprensible, se necesita coraje para ver tu desnudez, tus cicatrices, tus heridas, tu dolor. Sostener tu VERDAD asusta. Pero los beneficios son inmensos e incuestionables. Transforman nuestra vida y la de nuestro entorno.

No puedo dejar de trabajar para que la violencia de cada uno de nosotros pueda canalizarse a través de procesos creativos, sea en el teatro como en la vida, y así poder alcanzar la plenitud que necesitamos para co-crear un mundo mejor y más sano emocionalmente.

Creo honestamente que todo lo que está ocurriendo en muchas parte del planeta no es más que un reflejo de toda nuestra sombra, esas partes escondidas que salen con más fuerza si no las liberamos y las dejamos airear… La violencia, el abuso, el maltrato, el abandono, el bullying y tantos otros comportamientos disfuncionales que están afectando a millones de personas, niños y adultos, no son más que el reflejo de nuestro desequilibrio interior… Hay que aprender a mirarse a uno mismo para comprender lo que está ocurriendo afuera.

Os invito a sentir, vivir y canalizar todo aquello que os produce sufrimiento a través del Teatro. ¿Os atrevéis al reto?

Mientras tanto aquí os dejo una escena de la preparación del gran actor Jack Nicholson antes de la grabación de una de las escenas más famosas de la película El Resplandor, dirigida por Stanley Kubrick…

 

 

Estándar

El éxito de un proyecto se sostiene en todo un equipo

El trabajo en equipo en el teatro

Cuatro años estuve sin subir a un escenario a raíz del nacimiento de mis dos hijos y un primer periodo de maternidad de siete años entre los dos. Mientras estaba en esa maravillosa burbuja invocaba y deseaba volver al escenario con proyectos teatrales de calidad artística y sobretodo, HUMANA.

También es verdad que coincidió con el periodo de Pep Guardiola como entrenador del Barça, y me inspiró enormemente su tenacidad, su fe, su pasión, su determinación, su educación y su mentalidad de “equipo”. El juego del Barça me fascinó.

Los actores, igual que los deportistas, también lo tenemos claro. Nuestro instrumento de trabajo es nuestro cuerpo y por si fuera poco, nuestra vulnerabilidad. Nos exponemos constantemente para poder ponernos al servicio de contar una historia, al servicio de un acto creativo.

Por eso no podemos andar con rodeos. No podemos permitirnos que el ego desvirtúe lo artístico. El arte nos eleva como seres humanos. Entendemos, en algún momento de nuestra formación, que somos un canal al servicio de algo más grande.

Eso no significa que no haya tensión, malos entendidos, agresividad, bloqueos, victimismo, necesidad de validación, reconocimiento, amor… pero hay que gestionarse por y para el objetivo que nos ocupa. Hay que hacer ganar el proyecto. No podemos trabajar para exhibirnos, sino para entregarnos a la vida de un ser humano que vive de verdad una vida que no es la nuestra. Y eso nos convierte en mejores personas. Es demasiado poderoso para desvirtuarlo.

Si la obra funciona, el éxito es para todos, y si fracasa, la responsabilidad también es de todo el equipo.

Y efectivamente, los primeros montajes en los que he participado como actriz después de mi maravillosa primera etapa de maternidad, han sido un auténtico regalo.

VirginiaWoolf

Con Eles Alavedra y EL DESVETLLAMENT D’UNA PAPALLONA NOCTURNA, redescubrí a un auténtico hombre de teatro honesto, sencillo y sabio, que me dio todo el permiso y el espacio para “vivir” Virginia Woolf. Un hombre de letras empapado de literatura que supo como llegar a mi alma compartiendo conmigo todos sus conocimientos de interpretación, voz, canto, texto y dirección, y casi sin darme cuenta, transformarme en Virginia…

El trabajo en equipo fue maravilloso junto con Dani Gener, el iluminador, o colaboraciones desinteresadas como Xavi Siles o Pep Àvila, que apostaron sin dudar por un proyecto sin producción ni soporte institucional. Sólo sabíamos que queríamos estar en esta aventura, fuera cuál fuera nuestra aportación en el proyecto. Todos sumábamos porque cada uno conocía su rol y amamos lo que hacemos.

camargate

CAMARGATE ha sido otro regalo. Ante todo, nos “escogimos” mutuamente para trabajar. Es importante saber con quién te motiva llevar a cabo proyectos, pues te da impulso, confianza y coraje para lanzarte. No dudas.

No os engaño si os digo que Victoria Alvarez es uno de los personajes que más me ha costado encarnar. ¡Cuántas resistencias, cuántos prejuicios…! Y ahora… la adoro. La comprendo. Trabajar con Teatro de Cerca/la Rueda ha sido aprendizaje y superación constante. Un bello descubrimiento. La calidad humana es incuestionable.

El director, Jorge-Yamam Serrano, también excelente actor, ha sido un ejemplo de entrega, trabajo, fe y amor incondicional. Se ha mostrado sin pudor con todas sus caras, incluso la más vulnerable, defendiendo como un león el proyecto e “invitándonos” a todos a seguirle hasta el fin. Un ejemplo de superación personal y profesional que le da madera de líder.

Pura generosidad, como Cristina Gámiz, mi “partenaire”. Trabajadora incansable y tenaz, sabe escuchar como pocas. Y lo da todo sin esperar nada a cambio. Porque ama esta profesión, comprende los entresijos y es una artesana del oficio de actor. No sólo su incuestionable talento natural la convierte en una gran actriz. Esa confianza en lo que hace y ese amor, le proporciona una humildad que la convierte en la compañera perfecta. No busca protagonismo, no compite. De nuevo, sabe lo que el proyecto requiere y da lo mejor de sí misma para que la historia sea contada.

Y qué decir del resto de equipo: Cristina Ferrer, Nico Aguerre, y los también grandes actores Carmen Flores, Pep Duran y Adrià Olay, haciendo lo que haga falta para levantar el proyecto: montar, desmontar, coser, iluminar, comprar, cargar, descargar, cocinar… Porque creen en él. Calidad y calor humano, sentido del humor, discreción, respeto, colaboración 100% sin cuestionar. Sabemos que es la única manera de levantar un proyecto de pequeño formato y bajo presupuesto. Todas las piezas del engranaje afinadas para que la maquinaria toque la mejor melodía cada noche.

Aprovecho también para deciros que el próximo domingo 13 de marzo en Martorell realizaremos la última función, de momento, de CAMARGATE, un año justo después de estrenar. Y digo “de momento” porque mi compañera de juegos en esta aventura, Cristina Gámiz, está en estado de buena esperanza… y la VIDA siempre nos pasa delante.
LA-NOSTRA-MORT-DE-CADA-DIA

Me queda LA NOSTRA MORT DE CADA DIA. Si hay una directora con la que me voy a ir al fin del mundo, esa es Marta Gil. La conocía muy bien, pero no habíamos trabajado juntas… hasta este momento. Siete actores de procedencia diversa, 15 días de ensayo y 4 días de función en el Teatro Nacional. Una locura. Y logramos un espectáculo que brilló con luz propia, como Marta.

Ella no se conforma con ser lúcida, extremadamente inteligente y genial. Sabe de la importancia de la inteligencia emocional y de la complejidad del ser humano. No sólo debes rodearte de grandes equipos. Debes saber llevarlos. Gestionarte a ti mism@ para llegar a ellos conjunta e individualmente. Tocar todas las pelotas del malabar sin que caiga ninguna.

¿Cómo se hace? Todos tienen algo en común: AMOR POR LO QUE HACEN. Es como amar a un hijo. Te obliga a escuchar, comprender, empatizar, buscar soluciones donde antes había problemas, ser proactivo, mirar más allá del ombligo.

Entiendo que un trabajo en equipo es así: todos para uno y uno para todos. Y si el líder da ejemplo, desde el corazón, todos vamos detrás sin dudarlo un segundo. Porque nos da permiso para sentirnos humanos, y desde ahí no hay diferencias, ni rivalidad, ni juicio. Sólo vemos un objetivo común y para ello debemos dar lo mejor de cada uno.

Amad y apasionaros por lo que hacéis. Dadlo todo. Sed honestos. Rodearos de gente con afinidades comunes que sienta lo mismo por lo que hace, desempeñe magistralmente sus competencias y reconozca sus límites. Os convertiréis en el mejor equipo porque habréis encontrado vuestro rumbo y vuestro propósito.

 

escenario-mesa-amigos

 

 

 

Estándar

Teatro y arte: intercambio de disciplinas artísticas

Comenzamos el intercambio de disciplinas

artísticas en el Espacio Cultural Carmen Galofré 

Carmen Galofré, la pintora que da voz a los artistas en el local que ocupó René Metras, ha empezado a asistir a las clases de Teatro y Consciencia de Nivel 2, que ofrezco en el Espacio Cultural Carmen Galofré.

Un trabajo exhaustivo sobre la FEMINIDAD, un monográfico a través de los arquetipos femeninos inspirado en el libro “Las Diosas de cada mujer”, de Jean Shinoda Bolen.

 

espacio-carmen

 

Carmen Galofré nos afirma en la siguiente entrevista:

«Durante estos últimos años se ha desvirtuado todo. Se le ha dicho a la gente que lo que le gustaba no era lo bueno, que lo que era bueno era lo que no entendían. Queremos dar las pautas para que el público vuelva a confiar en su capacidad de ver. Y volver a la esencia del arte».

Para ello, Galofré quiere reunir en su local a todos aquellos creadores -«con calidad», por supuesto- apartados, arrinconados y silenciados por la actual dictadura de lo modernísimo. Aunar todas las disciplinas: pintura, escultura, teatro, música y más. No se pone límites.

Y, sobre todo, dar charlas: permitir que los creadores expliquen directamente su obra al público. De ahí, que prefiera hablar de espacio cultural o tienda de autor.

 

teatro-y-arte

Para mí y para todo el grupo de alumnas es un honor y un auténtico placer re-descubrirnos a través de la “mirada” de Carmen, su visión y su arte. Ver las improvisaciones teatrales que se muestran en las clases a través de una disciplina como la pintura, nos permite captar la esencia, la atmósfera, el alma de los personajes con más precisión y riqueza.

carmen-pintura2

Carmen Galofré pinta el movimiento, los colores, los cuerpos, las emociones y las expresiones con una rapidez fascinante. Estamos siendo sus modelos. Y ella participa de los calentamientos de las clases, así como de todo el proceso de transformación de cada alumna, que están entregándose con una generosidad inmensa y una valentía que quita el aliento.

Cada clase es un regalo y un aprendizaje. Ahora sumado al de una gran artista como es Carmen Galofré.

 

carmen-puntura3

carmen-pintura

 

 

Si deseáis conocer el resultado de este intercambio artístico, permanecer atent@s al blog, haremos una presentación abierta al público a finales de junio.

Para más información: info@annasabate.com

Un abrazo